6 de October de 1934 - El golpe de estado de Companys, una consecuencia de su personalidad. Defensa de la República por el general Batet. La criada de Pierre Vilar y la vaquería. (100 + 10 + 1651)

L’exacerbació dels sentiments arran de les interpretacions differents de la vida col· va degenerar molt ràpidament. Els fets del 6 d’octubre de 1934 a Catalunya són difícils d’entendre avui si no es parteix del principi que va explotar el caràcter personal d’uns quants dirigents. Els miners d’Astúries s’aixecaven per raons de classe, però això no era pas el cas de Catalunya. L’aixecament del president Companys es deu purament a la seva impressió que pertocava actuar d’aquella manera: «Posar-se a favor dels pobres i enfrontar-se al Govern Central que, pel fet de ser centre-dreta, representava els rics.»

, Una vida entre burgesos. Memòries (1993).

Comentarios del compilador

Editorial @ La Vanguardia: http://xavierpericay.com/2014/10/una-depreciacion-irreparable.html

Para TIME fue una típica muestra de incompetencia:

Barcelona as usual went off completely halfcocked. Without waiting for definite news of the progress of the revolution elsewhere, impetuous Luis Companys. President of Catalonian Generalidad, climbed out on a balcony of the Government palace and proclaimed Catalonia a separate Republic. Government troops rushed down from the fortress and promptly besieged him. A few hours of firing and Luis Companys and the Catalan Republic surrendered together.

Amadeu Hurtado chez Xavier Caballé:

De moment em ve de nou aquest catalanisme heroic de Companys, en ple furor nacionalista, perquè encara recordo aquella entrevista del Govern Civil que fa pocs dies vaig explicar a Azaña, en la qual Companys, amb la mateixa vehemència d’ara, em deia que ell havia fet la revolució per al República i no se la deixaria prendre pels que volien aprofitar-la en nom de Catalunya. Era una nova comprovació d’un fet que he remarcat motes vegades, o sigui, que Catalunya no ha produït, no per ara pot produir, cap altre tipus de polític que l’agitador, propens a la protesta com el mateix poble i destre en aprofitar qualsevol motiu d’ordre sentimental per a fer por a l’adversari mentre duri la foguerada.

[…]

–El govern de Catalunya pot apuntar-se un èxit si va al Parlament amb la solució que us proposo i que ja sabeu per endavant que serà acceptada pel Govern de la República.
-–Res. Estic disposat a tot –-reprèn Companys-–. Los rebré a tiros si convé.
–-Però a qui?
–-A tots els que vinguin a apoderar-se de la Generalitat.
–-Potser no m’heu entès o no m’he explicat bé. Ningú no parla d’apoderar-se de res, sinó al contrari, que la Generalitat quedi bé davant del poble fent reviure una llei que la imprudència d’un Tribunal ha volgut anul·lar. No us deixeu arrossegar ara per un interès de partit perquè sou un cap de Govern, i fora dels militants vostres, la gran massa no us seguirà en actituds heroiques per una qüestió que no sent i que en rigor no existeix.
–-Us equivoqueu. Jo no tindré arguments ni paraules per a dir-vos el que passa i el que pot passar; però ho ensumo i tinc la seguretat que el poble es pot abrandar com mai. Ha arribat l’hora de donar la batalla i de fer la revolució. És possible que Catalunya perdi i que alguns de nosaltres hi deixem la vida; però perdent, Catalunya hi guanya perquè necessita els seus màrtirs que demà li asseguraran la victòria definitiva.

El general Domingo Batet i Mestre @ Santi González:

A las ocho aproximadamente de la noche (del sábado, 6) el entonces presidente de la Generalidad proclamó desde el balcón del palacio de la Presidencia la República Federal Catalana y diciendo quye romía desde aquel momento todas las relaciones con el Gobierno del República Española.

A los pocos momentos me requería en conferencia telefónica para que con mis fuerzas me pusiera a sus órdenes. Contestación mía: que no podía resolver en unos instantes lo que él había preparado y meditado durante días, si bien el cumplimiento del deber me decía claramente cuál era mi conducta a seguir.

A los pocos momentos un diputado de la Generalidad me traía el oficio requiriéndome por escrito lo que en conferencia telefónica me había exigido.

Desde aquel momento no podía caber duda acerca de los propósitos que tenían. Además, había presenciado durante el día el transporte de municiones y de armas y la organización de guerra montada en diversos puntos de la ciudad.

No obstante, en mi afán de evitar un día de luto y que fuera consecuencia de aquellos actos la maldición de todos, intenté ponerme, no al habla, sino en contacto directo con quiernes dependían de mí y estaban en la Generalidad, y al efecto ordené que comparecieran inmediatamente. Fue rechazada la orden diciendo que sólo obedecían las órdenes del presidente de la Generalidad.

Coincidiendo con tales hechos, el Gobierno de la República Española había declarado el estado de guerra, que resultaba ser contestación al presidente de la Generalidad. Ordené inmediatamente que se publicara el bando al, al propio tiempo que tomaba las medidas oportunas para evitar el derramamiento de sangre.

La compañía que llevaba el bando no hizo más que doblar el paseo de Colón y entrar en las Ramblas cundo fue hostilizada desde el Centro de Dependientes. Al mismo tiempo se veían ocupadas las calles que conducen a la plaza de la República, en donde están la Generalidad y la Alcaldía.

Al llegar allí las fuerzas, uno de los jefes de la Generalidad se adelantó a preguntar qué es lo que iban a hacer. Contestación de mis fuerzas:

-A defender la República.
-¿Cuál, la Federal catalana o la República Española
-La República Constitucional.
-Entones, las armas dirán cuál debe ser, si la Federal o la constituída legalmente.

Y dispararon desde la Generalitat, causándonos bajas. Mis tropas tenían la orden terminante de no atacar a menos que fueran agredidas. Y así fue. Y unos y otros sufrimos sensibles bajas. Desde aquel momento se contestó la agresión con la agresión, puesto que sabía que con cuanta más energía yo obrara, menos sangre sería derramada. Aquella noche se entabló un verdadero combate, ante la resistencia de aquella organización. Y aquella energía tuvo su efecto, puesto que a las seis de la mañana, aproximadamente, tuve la agradable sorpresa de que me llamara telefónicamente el presidente de la Generalidad, diciendome que consideraba estéril toda resistencia y se entregaba como único responsable de aquellos acontecimientos. Le dije que comunicara por radio su capitulación para que llegara a conocimiento de todods aquellos que llevados por su fantasía, faltos de toda razón, sin aquellas altas virtudes que exigen los ideales, intentaban implantar sus propósitos.

La Generalidad, con todo su Gobierno, el Ayuntamiento con todos los concejales de su partido y de Estat Català, se rindieron a las fuerzas y fueron trasladados a este Cuartel General de la Cuarta División. (…)

Los pueblos, los hombres que viven dentro de un régimen democrático deben desarrollar sus ideales dentro del orden y deben procurar, día tras día, hora tras hora,, minuto tras minuto, hacer el sacrificio más alto para la consecución de sus ideales. Respetables son todos los ideales cuando son expuestos dentro de la legalidad, pero son execrables cuando quieren imponerse por la violencia…

Alocución del general Domingo Batet i Mestre Radio Barcelona, 7 de octubre de 1934:

Catalanes y españoles, breve ha sido la jornada de esta noche. Esta misma radio Barcelona que durante toda la noche ha estado dando noticias falsas, os dice, ahora por mi boca, la verdad. Después de mucho rato de tiroteo entre las fuerzas de la República y los elementos adictos a la Generalidad, que pudo emplear otros procedimientos en la defensa de ideales que no deben apoyarse en la fuerza, el Gobierno de la Generalidad telefoneó al Estado Mayor de la División, diciendo que comprendía era inútil continuar la resistencia y ofreciendo rendirse. Como los rebeldes me habían aislado se empleó algún tiempo en dar a la fuerza de mi mando las órdenes oportunas, y por eso la lucha ha continuado más tiempo del necesario. Es lastimoso lo ocurrido. Yo lo siento como catalán, primero, y como español, después. En un régimen de democracia, que tiene abiertos todos los caminos para todas las aspiraciones que se encuadran en el Derecho, ¿qué necesidad tenían de acudir a la violencia, de traer tan graves trastornos a la región que ellos dicen amar y que yo amo más que ellos?

Mis labios, que no se han manchado nunca con la mentira, os dirán ahora la verdad.

Nosotros somos dueños en absoluto de la situación, claro es que, como ocurre después de las guerras civiles, que quedan partidas sueltas por los campos, andaban por las azoteas los que podríamos llamar “pacos”, que disparan para sembrar la alarma, quizá más que por herir. Pero esos “pacos” vivirán lo que vosotros queráis que vivan, pues en cuanto se señale por esta Comandancia la presencia de ellos en una casa, acudirá la fuerza pública para someterlos.

[ref4304] en el barrio de la Bonanova, el día después:

Al matí, la nostra criada aragonesa va anar, com sempre, a buscar la llet de l’esmorçar. L’esperàvem, delerosos de conèixer l’opinió del carrer sobre els esdeveniments de la nit, i li preguntàrem: “¿Qué dicen en la calle?”. “Dicen que han ganado los curas”. He relatat força vegades aquesta resposta ingènua i no vacil·lo a repetir-la aquí perquè la considero una resposta històrica.

450.000 palabras sin publicidad ni subvención

Noticias por e-mail

Tags y explicaciónes

  • Amadeu Hurtado (1) Amadeu Hurtado Miró (Villanueva y Geltrú, 28 de enero de 1875 - Barcelona, 11 de febrero de 1950) fue un abogado y político español.
  • Barcelona (1603)
  • Cataluña (147)
  • Confederación Española de Derechas Autónomas (2) La Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) fue una coalición de partidos políticos católicos y de derechas que existió en España durante la etapa de la Segunda República.
  • Domingo Batet (1) Domingo Batet Mestres (Tarragona, 30 de agosto de 1872 - Burgos, 18 de febrero de 1937) fue un militar español, general de división del Ejército de Tierra.
  • Ejército (14)
  • Generalidad de Cataluña (28)
  • Leche (4)
  • Lluís Companys (20) Lluís Companys i Jover (Tarrós, 21 de junio de 1882-Barcelona, 15 de octubre de 1940) fue un político y abogado español, de ideología catalanista y republicana, líder de Esquerra Republicana de Catalunya, ministro de Marina de España durante 1933 y presidente de la Generalidad de Cataluña desde 1934 hasta 1940.
  • Manuel Ortínez i Murt (3)
  • Miquel Badia (3) Miquel Badia i Capell (Torregrosa, Lérida, 10 de marzo de 1906 - Barcelona, 28 de abril del 1936) fue un político español que militó en el partido nacionalista catalán Estat Català y que participó en un atentado frustrado contra Alfonso XIII, el complot del Garraf, en 1925.
  • Plaza San Jaime (20)
  • Proclamación del Estado Catalán en octubre de 1934 (2) El 6 de octubre de 1934 tuvo lugar en Barcelona la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española por parte del presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluís Companys.
  • Revolución de 1934 (3) La Revolución de 1934 o huelga general revolucionaria en España de 1934, fue un movimiento huelguístico revolucionario que se produjo entre los días 5 y 19 de octubre de 1934 durante el bienio radical-cedista de la II República.
  • Sant Gervasi-La Bonanova (7) Sant Gervasi-La Bonanova es un barrio del distrito de Sarriá-San Gervasio de la ciudad de Barcelona.
  • Segunda República Española (35) La Segunda República Española fue el régimen político democrático que existió en España entre el 14 de abril de 1931, fecha de su proclamación, en sustitución de la monarquía de Alfonso XIII, y el 1 de abril de 1939, fecha del final de la guerra civil, que dio paso al régimen franquista y una fuerte represión política que se extendió a lo largo de varias décadas, tras un golpe de Estado contra el gobierno democrático republicano legalmente elegido en las urnas.
  • Vaquería (leche) (4)

Parecido

RSS feed

Almanaque creado por El Organillero-Cantante, antiguamente de Barcelona
© 2007-2019 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit - Ovidio, Las metamorfosis