20 de May de 1928 - Una Copa Barcelona-Real Sociedad durísima, con poesía de Alberti y Gardel de postre (280 + 2038)

Pero de pronto, dejando a un lado alas y tinieblas, hice una oda a un futbolista —«Platko»—, heroico guardameta en un partido entre el Real de San Sebastián y el Barcelona. Fue en Santander: 20 de mayo de 1928. Allí fui con Cossío a presenciarlo. Un partido brutal, el Cantábrico al fondo, entre vascos y catalanes. Se jugaba al fútbol, pero también al nacionalismo. La violencia por parte de los vascos era inusitada. Platko, un gigantesco guardameta húngaro, defendía como un toro el arco catalán. Hubo heridos, culatazos de la Guardia Civil y carreras del público. En un momento desesperado, Platko fue acometido tan furiosamente por los del Real que quedó ensangrentado, sin sentido, a pocos metros de su puesto, pero con el balón entre los brazos. En medio de ovaciones y gritos de protesta, fue levantado en hombros por los suyos y sacado del campo, cundiendo el desánimo entre sus filas al ser sustituido por otro. Mas, cuando ya el partido estaba tocando a su fin, apareció Platko de nuevo, vendada la cabeza, fuerte y hermoso, decidido a dejarse matar. La reacción del Barcelona fue instantánea. A los pocos segundos, el gol de la victoria penetró por el arco del Real, que abandonó la cancha entre la ira de muchos y los desilusionados aplausos de sus partidarios. Por la noche, en el [Gran] hotel, nos reunimos con los catalanes. Se entonó «Els segadors» y se ondearon banderines separatistas. Y una persona que nos había acompañado a Cossío y a mí durante el partido, cantó, con verdadero encanto y maestría, tangos argentinos. Era Carlos Gardel.

, La arboleda perdida (2003). Read on

Comentarios del compilador

[ref4106] cuenta todo lo que necesitas saber sobre su

Oda a Platko

Nadie se olvida, Platko,
no, nadie, nadie, nadie,
oso rubio de Hungría.

Ni el mar,
que frente a ti saltaba sin poder defenderte.
Ni la lluvia. Ni el viento, que era el que más regía.

Ni el mar, ni el viento, Platko,
rubio Platko de sangre,´
guardameta en el polvo,
pararrayos.

No, nadie, nadie, nadie.

Camisetas azules y blancas, sobre el aire,
camisetas reales,
contrarias, contra ti, volando y arrastrándote,
Platko, Platko lejano,
rubio Platko tronchado,
tigre ardiendo en la yerba de otro país. ¡Tú, llave,
Platko, tú, llave rota,
llave áurea caída ante el pórtico áureo!

No, nadie, nadie, nadie,
nadie se olvida, Platko.

Volvió su espalda el cielo.
Camisetas azules y granas flamearon,
apagadas, sin viento.

El mar, vueltos los ojos,
se tumbó y nada dijo.
Sangrando en los ojales,
sangrando por ti, Platko,
por tu sangre de Hungría,
sin tu sangre, tu impulso, tu parada, tu salto,
temieron las insignias.

No, nadie, Platko, nadie,
nadie, nadie se olvida.

Fue la vuelta al mar.
Fueron
diez rápidas banderas
incendiadas, sin freno.
Fue la vuelta del viento.
La vuelta al corazón de la esperanza.
Fue tu vuelta.

Azul heroico y grana,
mandó el aire en las venas.
Alas, alas celestes y blancas, rotas alas,
combatidas, sin plumas, encalaron la yerba.

Y el aire tuvo piernas,
tronco, brazos, cabeza.

¡Y todo por ti, Platko,
rubio Platko de Hungría!

Y en tu honor, por tu vuelta,
porque volviste el pulso perdido a la pelea,
en el arco contrario el viento abrió una brecha.

Nadie, nadie se olvida.

El cielo, el mar, la lluvia, lo recuerdan.
Las insignias.
Las doradas insignias, flores de los ojales,
cerradas, por ti abiertas.

No, nadie, nadie, nadie,
nadie se olvida, Platko.

Ni el final: tu salida,
oso rubio de sangre,
desmayada bandera en hombros por el campo.

¡Oh Platko, Platko, Platko,
tú, tan lejos de Hungría!

¿Qué mar hubiera sido capaz de no llorarte?

Nadie, nadie se olvida,
no, nadie, nadie, nadie.

Y

Gardel, además, adaptó su tango Paradura, de tema futbolístico, pero porteño introduciendo en el texto los nombres de los Piera, Sastre, Zamora, Samitier y Platko. En la tercera estrofa de su adaptación cantaba entonces Gardel:

Chingás a la pelota,
chingás en el cariño,
el corazón de Platko
te salta, che, chambón.
Paleando a la ventura
no se consiguen goles;
con juego y picardía
se altera el marcador.

¿El mejor poeta?

Jean Chrétien Ferdinand Hoefer, Nouvelle biographie générale (1861) le corrige a Alberti -fue un empate- y recrea el ambiente:

Santander, 21

Después de varios días de lluvia casi continua el sábado hizo mejor tiempo aguantándose sin llover.

A las doce de la noche comenzó la lluvia nueva e insistentemente manteniéndose así hasta la madrugada.

Durante la mañana cayeron frecuentes chubascos asomando el sol algunos ratos aunque tímidamente.

Durante la noche formóse enorme cola frente la taquilla registrándose algunos detalles muy pintorescos; algunos colistas se llevaron sillas para poder aguantar la larga espera e incluso hubo quien llevó su catre.

La forma en que la Federación ha hecho el reparto para la venta de las entradas ha dado lugar a varios incidentes enojosos.

La animación ha sido verdaderamente enorme coincidiendo en Santander coches de todas las matriculas españolas.

Al mediodía Santander estaba convertido en un enorme garage, no obstante las acertadas órdenes dadas por las autoridades para encauzar la circulación.

Todos los comentarios que se hacen e incluso apuestas están en favor de los jugadores catalanes, aunque se reconoce que la enorme humedad y el campo encharcadisimo era favorable al equipo donostiarra.

Han llegado todos los trenes especiales siendo en extremo cariñoso el recibimiento incluso con música en algunas ocasiones.

El tren catalán llegó con enorme retraso; esperaba en la estación numeroso público y la banda municipal que tocó la sardana «La Santa Espina» que los expedicionarios todos oyeron parados y descubiertos, desfilando después llevando al frente un enorme cartel artísticamente pintado que decía: «Los socios del Fútbol Club Barcelona saludan a Santander.»

La gentileza de los catalanes fue acogida con repetidas ovaciones en diferentes puntos del recorrido causando sensación la excelente organización de la llegada.

Por grupos fueron conducidos los expedicionarios a sus respectivos alojamientos.

A última hora se acordó que no jugase Sagi Barba esperándose encontrar unu mayor seguridad en Parera ya que Sagi aún se resiente de su última contusión.

Encuéntranse en Santander la mayoría de los cronistas futbolísticos españoles.

El partido

El partido final de campeonato de España se ha jugado ante 45.000 espectadores agotándose por completo todas las localidades.

El palco presidencial lo ocupaban las autoridades locales las que se veían acompañadas de los directivos de la Federación Nacional marqués de Someruelos y duque de Hornachuelos, de los federativos cántabros y el presidente del Racing santanderino como propietario del campo de juego.

En las localidades preferentes veíanse a los delegados de los diversos clubs nacionales que en la noche del sábado celebraron reuniones correspondientes a las ligas maximalista y minimalista.

A las 4’27 salen al campo los jugadores del Barcelona escuchando una ovación y a las 4’29 los de la Real Sociedad de San Sebastián repitiéndose la ovación, en forma más estruendosa y prolongada.

A las 4’32 aparece el arbitro vizcaíno don Pedro Vallana acompañado de los jueces de linea señores Saracho y Fausto Martín y en calidad de jueces de goal los señores Arzuaga y Echevarrieta, este último sustituye a Pelayo Serrano que momentos antes del partido fue recusado por el Barcelona.

Los capitanes de los equipos contendientes cambian entre sí bonitos ramos de flores.

Los fotógrafos disparan multitud de placas ante la enorme impaciencia del público.

[…]

A los 38 minutos de juego el juez de línea señala una falta contra los catalanes; páranse éstos en vista de ello esperando el castigo que imponía Vallana avanzando entre tanto Cholin hacia el goal completamente desamparado por las defensas, pero en vista de la impasibilidad de Vallana sale a su encuentro Plattko lanzándose valerosamente a los pies de Cholin arrebatándole el balón si bien saliendo seriamente contúsionado en la cabeza, teniendo que retirarse sustituyéndole Arocha.

En las filas de los catalanes ello producecierto desaliento.

[…]

Durante el descanso nos enteramos de que el goalkeeper del Barcelona, Plattko, tiene una herida en la cabeza que han sido precisos seispuntos de sutura. Se hacen entre el público los más animados comentarios conceptuándose que con la falta de Plattko y un jugador delantero menos el Barcelona pierde toda esperanza de ganar el match.

[…]

Al minuto de reanudar el juego Samitier intenta recoger con la cabeza la pelota recibiendo una fuerte patada teniendo que retirarse también del campo.

Ahora el Barcelona juega tan sólo con nueve jugadores y el juego sigue endureciéndose dejando el arbitro que persista.

Domina la Real Sociedad aun cuando el Barcelona se defiende bravamente.

A los cuatro minutos sale Plattko completamente vendada la cabeza oyendo una ovación y Samitier lo hace a los siete minutos también vendada la cabeza volviendo a estar ambos equipos completos.

Comienza a desarrollar entonces un juego de excelente clase el Barcelona dominando en técnica.

El goal del Barcelona

A los ocho minutos de juego un pase de Arocha cediendo el balón a Sastre y éste al verse acosado a Piera, centra éste poniendo el balón a los pies de Samitier que dribla frente a los defensas y de un chutazo magno logra el primer goal para el Barcelona.

El juego hácese de cada vez más violento buscando los jugadores el cuerpo al contrario.

Plattko es cargado brutalmente cayendo y rodando por el suelo perdiendo el vendaje.

Los catalanes protestan teniendo que parar el juego e interviniendo por fin el arbitro, lo propio que los guardias para impedir que los propios jugadores, excitados, se golpeen mutuamente.

Reanúdase el juego que sigue siendo violentísimo a pesar de las protestas del público.

El arbitro persiste en su débil actitud consintiendo el exceso de violencia y rudeza de los jugadores.

Samitier acosa a Arrillaga cuando éste no tenía la pelota y el defensa vasco intenta repeler la agresión asistido por varios donostiarras intervinendo nuevamente el arbitro y los guardias.

Se producen algunos avances sueltos, no viéndose vistosidad alguna en las jugadas.

El goal del San Sebastián

[Pero por ello no estás aquí.]

La prórroga

[…]

Los jugadores se retiran a la cabina acordándose por los federativos dejar la continuación para otro día…

[…]

Después del partido no pudimos hablar con Samitier por encontrarse acostado.

Un banquete

[…]

El banquete resultó frío, exclusivamente protocolario.

Deliberaciones

Después del banquete, en la sala superior del restaurante se reunieron los señores Someruelos, Cabot, Suñol y Pradera para convenir la forma de deshacer el empate.

Entretanto hácense multitud de comentarios, diciéndose que la Real quería jugar hoy lunes por tener que estar varios de sus jugadores el día 24 en Amsterdam.

Los catalanes, en cambio, en vista de haber tenido dos jugadores seriamente contusionados, prefieren jugar el martes por la tarde.

Algún delegado dícese que propondrá jugar el match decisivo después de los Juegos Olímpicos, y aun otros opinan que lo que procedería seria repartir el título.

La reunión duró dos horas.

Esperábase con impaciencia la salida de los delegados.

El señor Cabot nos manifestó que habíase acordado jugar mañana martes, a las once de la mañana, y que al tratarse del nuevo partidos, habíase convenido en que lo arbitrara el señor Escartín, pudiéndose hacer el cambio de jugadores.

Apreciación de nuestro redactor

El espectáculo, la animación y el entusiasmo ofrecido por Santander con motivo del partido final de campeonato es algo inenarrable.

[…]

De San Sebastián vinieron más de la mitad de los coches matriculados en aquella provincia.

[…]

El verdadero héroe del match fue Platko…

[…]

El segundo partido también fue empatado, y Barcelona ganó el tercero 3-1 un mes después en mejores condiciones.

450.000 palabras sin publicidad ni subvención

Noticias por e-mail

Noticias en Twitter una vez al día

Tags y explicaciónes

  • Ángel Arocha (1)
  • Baile (29)
  • Barcelona (1603)
  • Campos de Sport de El Sardinero (1)
  • Carlos Gardel (1) Carlos Gardel fue un cantante, compositor y actor de cine.
  • Coche (8)
  • Copa del Rey de Fútbol (2)
  • Copa del Rey de Fútbol 1928 (1) La Copa del Rey de Fútbol 1928 es la vigésimo sexta edición en el palmarés del Campeonato de España de este deporte.
  • Dictadura de Primo de Rivera (32) La dictadura de Primo de Rivera fue el régimen político que hubo en España desde el golpe de Estado del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, el 13 de septiembre de 1923, hasta la dimisión de éste el 28 de enero de 1930 y su sustitución por la «dictablanda» del general Berenguer.
  • Els Segadors (5) Els Segadors (en español, ‘Los segadores’) es el himno oficial de Cataluña.
  • Emil Walter (1) Emil Walter o Emilio Walter, (1900 - 1 de marzo de 1952) fue un jugador de fútbol alemán.
  • Emilio Sagi Barba (1) Para el cantante lírico, véase Emilio Sagi Barba (barítono).
  • Franz Platko (1) Ferenc Plattkó Kopiletz (nació en Budapest, Hungría, el 2 de diciembre de 1898, murió en Santiago, Chile, el 2 de septiembre de 1983), conocido también como Franz Platko o Francisco Platko, fue un futbolista húngaro que jugaba como guardameta en los años 20', y como entrenador entre los años 30' y 50'.
  • Fútbol (21)
  • Fútbol Club Barcelona (24) El Fútbol Club Barcelona (en catalán, Futbol Club Barcelona) es una entidad polideportiva de Barcelona (España).
  • Guardia Civil (15) La Guardia Civil es un instituto armado español de naturaleza militar, dependiente del Ministerio del Interior y del de Defensa, que cumple, entre otras, funciones de seguridad.
  • José María de Cossío (2) José María de Cossío y Martínez Fortún (Valladolid, 25 de marzo de 1892 - Valladolid, 24 de octubre de 1977) fue un escritor y polígrafo español.
  • José Samitier (1) Para la localidad, véase: Samitier (Huesca)
  • Josep Sastre (1) Josep Sastre fue un futbolista español nacido en 1908 y fallecido en 1962.
  • Juegos Olímpicos de París 1924 (1) Los Juegos Olímpicos de París 1924, oficialmente conocidos como los Juegos de la VIII Olimpiada, se celebraron en París, Francia, entre el 4 de mayo y el 27 de julio.
  • La Santa Espina (sardana) (1) La Santa Espina es una sardana catalana.
  • Manuel Parera (1) Manuel Parera Penella es un jugador de fútbol español nacido el 7 de octubre de 1907 en Barcelona y fallecido en la misma ciudad en 1975.
  • Marqués de Someruelos (1)
  • Nacionalismo (84)
  • Rafael Alberti (1) Rafael Alberti Merello (El Puerto de Santa María, Cádiz, 16 de diciembre de 1902-ibídem, 28 de octubre de 1999) fue un escritor español, especialmente reconocido como poeta, miembro de la Generación del 27.
  • Real Racing Club de Santander (1) El Real Racing Club de Santander, S. A. D., popularmente conocido como Racing o Racing de Santander, es un club de fútbol español, con sede en la ciudad de Santander (Cantabria).
  • Real Sociedad de Fútbol (2) La Real Sociedad de Fútbol, S. A. D. es un club de fútbol español, de la ciudad de San Sebastián, Guipúzcoa, que milita en la Primera División de España.
  • Romà Forns (1) Romà Forns fue un futbolista y entrenador español, que desarrolló su carrera en el Fútbol Club Barcelona.
  • San Sebastián (2)
  • Santander (España) (2)
  • Separatismo (18)
  • Tango (1)
  • Tren (2)
  • Violencia (3)

Parecido

RSS feed

Almanaque creado por El Organillero-Cantante, antiguamente de Barcelona
© 2007-2019 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit - Ovidio, Las metamorfosis