24 de December de 1905 - Atentado anarquista al cardenal Casañas en la catedral (633)

Barcelona, 24, 9 n. Acaba de cometerse un atentado criminal contra el cardenal Casañas.

A las ocho, cuando el prelado salía de la catedral, donde acababa de celebrarse una fiesta religiosa, se le abalanzó un hombre puñal en mano é intentó agredirle.

La guardia municipal que se hallaba cerca pudo evitar el crimen parando el golpe del agresor, pero recibiendo el una herida en la mano derecha.

El pánico que se produjo entre la gente al darse cuenta del atentado fué muy grande.

El agresor fué detenido inmediatamente. Llámase José Salas Lomas y tiene cuarenta y cuatro años.

Se le encontró un revólver Smith cargado y 14 cápsulas, un cuchillo y una botella con un líquido que habría bebido, según ha manifestado, de haber realizado su crimen.

El puñal con que intentó herir al cardenal estaba humedecido con una substancia aún desconocida y de la cual tenía también impregnada una bola de algodón que se le halló en un bolsillo.

El criminal era conocido de la policía por haber tomado parte activa en las reuniones de propaganda libertaria y haber sido largo tiempo presidente de la Sociedad de peones albañiles.

Era vecino de la ciudad de Vich, de donde salió ayer tarde. Aquí se hospedó en la fonda de El Siglo, en la calle de Carders.

El Juzgado de guardia ha comenzado á instruir diligencias á presencia del gobernador del fiscal y del presidente de la Audiencia.

Mañana se celebrará un solemne Te-Deum en acción de gracias por haber salido ileso del atentado el cardenal.

Se han recibido muchos telegramas de protesta y en el Palacio episcopal se han abierto listas que contienen ya centenares de firmas.

Tan pronto como tuvo conocimiento del atentado cometido contra el cardenal Casañas el gobernador, acudió al sitio donde se hallaba detenido el agresor, a quien interrogó detenidamente, y en cuyo poder fué encontrada una carta explicando su resolución de matar al referido cardenal.

Es opinión corriente que ese atentado es producto de la lectura de falsas acusaciones publicadas por ciertos periódicos contra el prelado.

Interrogado sobre el móvil que le había inducido á escribir la citada carta, José Salas Comas contestó que, como tenía el propósito de suicidarse después de cometido el asesinato, deseaba se conocieran las causas que lo habían determinado.

El detenido era jefe de los anarquistas de Vich.

[…]

Barcelona, 25, 2 t. […] Salas ha declarado que está cansado de sufrir y de vivir en la miseria, trabajando desde la edad de siete años. Se considera como una víctima de la pésima organización social. Quería morir, pero vengándose. Ha dicho que el malestar de la sociedad se debe á los jesuitas y que por eso ha intentado matar al cardenal Casañas.

[…]

Barcelona, 25, 11 n.

[…]

Dicese que José Salas, para realizar sus criminales propósitos, se arrodilló fingiendo que iba á besar el anillo episcopal, y después de echar arena á los ojos de las personas que estaban más cerca del cardenal intentó agredir á éste con un puñal.

[…]

Se ha cantado un Te-Deum en la Catedral, en acción de gracias de haber salido ileso el cardenal Casañas, asistiendo un numeroso público á la función religiosa.

El cardenal bendijo desde el balcón al pueblo, que se apiñaba delante del palacio arzobispal.

Diéronse ¡vivas! al Papa, y la muchedumbre se disolvió después de entonar un himno á la Virgen.

Suicidio del criminal.

Barcelona, 25, 12 n… Dícese que á mediodía se sintió enfermo y tuvo que visitarle el médico de la cárcel, el cual observó que el Salas sufría frecuentes vómitos, que le produjeron la muerte á las dos de la tarde.

[…]

, , , El libro verde de Barcelona. Añalejo de costumbres populares, fiestas religiosas y profanas, usos familiares, efemérides de los sucesos mas notables acaecidos en Barcelona (1848).

450.000 palabras sin publicidad ni subvención

Noticias por e-mail

Noticias en Twitter una vez al día

Tags y explicaciónes

Parecido

RSS feed

Almanaque creado por El Organillero-Cantante, antiguamente de Barcelona
© 2007-2024 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit - Ovidio, Las metamorfosis