13 de October de 1822 - Evicción e incarcelación de los capuchinos con pretexto anticlerical y para favorecer intereses inmobiliarios (490 + 76)

En la noche del 13 al 14 de [octubre de 1822] se dirigió el golpe contra toda la reverenda comunidad de PP. Capuchinos de Barcelona, pues compareciendo en su convento una fuerza armada, se les arrestó en el mismo esparciendo voces de que se habia descubierto una conspiracion contra el sistema liberal, en la cual decían estar ellos complicados. Aquellos beneméritos religiosos son los que sirven más al pueblo, y como al mismo tiempo no poseen rentas manteniéndose de la sola limosna, esto les merecía alguna consideracion entre los fanáticos, que entonces se llamaban el pueblo, por lo que era preciso para dirigir el tiro contra ellos, acudir á la calumnia, arma que manejan con suma destreza los masones y sus secuaces. Al efecto de antemano esparcieron voces de que les queria el gobierno trasladar al monasterio de S. Pablo y ellos se resistian; (aunque no habria sido estraña la resistencia cuando el convento era propiedad suya, y se hablaba de derribarlo para hacer una plaza trasladándolos á un monasterio en el cual nada tenian ellos que ver, como ni tampoco el gobierno) se persuadía que ellos eran los frailes mas hipócritas, que con apariencias de santidad embaucaban al vulgo; y por último se apeló á decir que fraguaban conspiraciones, y remitían dinero á los realistas. Arrestados aquellos pobres religiosos en su convento, no se dejó medio al parecer oportuno para perderlos que no se tantease. Se les introdujeron papeles que podian comprometerlos, se hizo un riguroso registro en el convento, y para más alarmar al llamado pueblo, se divulgó la voz y hasta la anunciaron periódicos de que les habían hallado dinero para remitir á los realistas. Todo esto era falso, mas lo que se intentaba era hacerlos odiosos pintándoles como instrumentos de todas las desgracias de la Patria. A tanto llegó la preocupacion del vulgo corrompido contra aquellos perseguidos religiosos, que sacando durante su arresto en el convento unos hombres por orden del gobierno, una caja, en la cual habia fragmentos de velas y otros pedazos de cera, se divulgó la voz de que aquella caja estaba llena unos decían de dinero, otros de municiones y otros de papeles contra el sistema liberal. Finalmente á pesar de tanto maquiavelismo nada pudo probar legalmente la maledicencia. Esto no obstante aquellos beneméritos religiosos pasaron del convento á diferentes cárceles, en las cuales pasaron algunos meses todos, y los que salieron fué con la condicion de dejar el hábito religioso, y los que no quisieron verificarlo quedaron presos, y despues fueron deportados.

Todo cuanto tenían al convento sirvió de pábulo á la rapacidad liberal y despues fué arruinado el convento é Iglesia con el pretexto de formar allía una plaza, y paraque fuese más ancha, ó mejor para que hubiese una iglesia y convento menos, derribaron tambien el colegio de los PP. Franciscanos, que estaba frente el convento de los capuchinos.

Illa y Balaguer Memorias Read on

Comentarios del compilador

Tomás Illa (y) Balaguer fue católico conservador (ve por ejemplo [ref4018]), regionalista (por ejemplo relativo a la situación legal de traducciones al catalán, [ref4020]), fabricante de sederías ([ref4019]) logicamente nacionalista y anglófobo, y diputado a Cortes por Barcelona.

450.000 palabras sin publicidad ni subvención

Noticias por e-mail

Tags y explicaciónes

  • Anticlericalismo (25)
  • Barcelona (1603)
  • Desamortización española (6) La desamortización española fue un largo proceso histórico, económico y social iniciado a finales del siglo XVIII con la denominada «Desamortización de Godoy» (1798) —aunque hubo un antecedente en el reinado de Carlos III de España— y cerrado bien entrado el siglo XX (16 de diciembre de 1924).
  • Doceañista (1) Doceañista es el apelativo con el que se calificaba a los partidarios de la Constitución de 1812 (llamada popularmente la Pepa o la Constitución de Cádiz, por lo que también podían ser llamados gaditanos), fundamentalmente en el contexto del Trienio liberal, tras el pronunciamiento de Rafael de Riego que obligó a Fernando VII a poner de nuevo en vigor el texto constitucional que hasta entonces había ignorado como rey absoluto.
  • Fernando VII de España (56) Fernando VII de España, llamado el Deseado o el rey Felón (San Lorenzo de El Escorial, 14 de octubre de 1784-Madrid, 29 de septiembre de 1833), fue rey de España entre marzo y mayo de 1808 y, tras la expulsión del «rey intruso» José I Bonaparte, nuevamente desde diciembre de 1813 hasta su muerte, exceptuando un breve intervalo en 1823, en que fue destituido por el Consejo de Regencia.
  • La Rambla (75)
  • Liberalismo español (11)
  • Masonería (1)
  • Monasterio de San Pablo del Campo (2) El monasterio de San Pablo del Campo (en catalán: Sant Pau del Camp) es un antiguo monasterio benedictino que se encuentra en pleno barrio de El Raval en la ciudad de Barcelona.
  • Orden de los Hermanos Menores Capuchinos (14) Orden de los Hermanos Menores Capuchinos (Ordo Fratum Minorum Cappuccinorum, abreviado OFMCap) más conocidos como los capuchinos.
  • Plaza Real (9) La plaza Real de la ciudad de Barcelona (Plaça Reial en catalán) es una plaza pública de forma trapezoidal que colinda con La Rambla y está situada en el Barrio Gótico de la Ciudad.
  • Trienio Liberal (11) Se conoce como trienio liberal o trienio constitucional al periodo de la historia contemporánea de España que transcurre entre 1820 y 1823; que constituye el periodo español de revoluciones de 1820, y que es intermedio de los tres periodos en que se divide el reinado de Fernando VII: posterior al sexenio absolutista y anterior a la década ominosa.
  • Veinteañista (1) Veinteañistas, veintenos o exaltados era la denominación que recibían durante el Trienio Liberal (1820-1823) los liberales españoles de tendencia más radical, por oposición a los doceañistas, también liberales, pero de tendencia más moderada.

Parecido

RSS feed

Almanaque creado por El Organillero-Cantante, antiguamente de Barcelona
© 2007-2019 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit - Ovidio, Las metamorfosis