6 de March de 1136 - Muere san Olegario, y en seguida se curan incurables, se capturan a esclavos huidos, etc (902 + 353)

Pero ya es tiempo que digamos algo de su preciosa muerte, que segun algunos aconteció el año de 1137, pero yo tengo por cierto, que no murió este año, sino en el de 1136 el dia 6 de Marzo. Así se halla en muchos libros antiguos y autenticos, en Breviarios y Misales de aquel tiempo, en la Consueta (que llaman) de los Divinos Oficios de esta Santa Iglesia de Barcelona. Dios le hizo merced de revelarle el tiempo en que habia de morir, que asi se lo habia suplicado é mismo, á fin de mejor disponerse para aquel dia tan deseado de los Santos. En efecto en la Sinodo que celebró por el mes de Noviembre, dixo, que aquella sería la última á que él asistiria, y en los tres dias que solía durar, predicó de un modo muy particular, con grande ternura de corazon, con palabras muy amorosas, y derramiento de lágrimas, de suerte que traspasaba los corazones de los Oyentes, los quales las derramaban tambien, no cesando el Santo de exhortarlos á que exerciesen con amor su oficio pastoral para con las almas que tenian encomendadas.

Por este tiempo dió San Olegario y los Canonigos de Barcelona Carta de Hermandad á un tal Hugo, en que le hacian participante en vida y en muerte de las oraciones, sacrificios, limosnas y demas buenas obras que se hacian en el Cabildo, y esta carta la firmaron el Santo y los Canonigos.

Viendose enfermo San Olegario de la grave enfermedad de la qual murió, aunque el dia I. de Mayo del año de 1125 … habia dado al Cabildo de Barcelona un horno, y unas casas propias que poseía, sin embargo sabiendo las pocas rentas que este tenia, en 12. de Febrero de 1136. hizo donacion á los Canonigos de dicha Iglesia, de una heredad ó posesion que tenia en la Parroquia de Mollét, la que firmó con estas palabras:

Sig ? num Ollegarii Archiepiscopi, qui gravissima aegritudine detentus, hoc donum in praesentia Canonicorum, punctatim confirmo et laudo.

Y el dia siguiente hizo otra á los mismos, de otra posesion ó granja, que poseía en Grañola, y la firmó así:

Sig ? num Ollegarii Archiepiscopi, qui nimia infirmitate detentus, hoc donum punctatim firmo et laudo.

Hallábase ya el Santo al fin de la carrera, fatigado de años, penitencias, viages y cuydados contínuos por el zelo de la casa de Dios, é íbase llegando el plazo y dia de su muerte tan preciosa delante del Señor, y abrasado del zelo que siempre le habia animado, exhortaba á bien vivir á los Curas que habian acudido á Barcelona para la celebracion de otra Sinodo: pedíales, que rogasen á Dios por él; los Curas por el contrario rogabanle, que su Ilustrísima lo hiciese por ellos. Respondió el Santo, que él lo haria, y lo mismo dixo á los Canonigos, que nunca se separaban de su lado. En todas las Iglesias de Barcelona se hacia oracion por el Santo, que asi él lo habia ordenado. Pedia á Dios por intercesion de Maria Santísima y de los Santos (cuya letanía traía en la memoria) que le ayudasen en la hora de la muerte, y que el Señor usase con él de misericordia, y que le hiciese participante de su santa Gloria. Recibió los santos Sacramentos con exemplar devocion, y juntas las manos delante de un Crucifixo, oraba y hablaba con Dios, con la Virgen y con los Santos, ya en voz alta, y en voz baxa, y á solas consigo mismo, y ya meditaba con grande devocion los pasos de la Pasion del Señor de que le hablaban. Por fin despues de haber dicho en voz alta:

IN MANUS TUAS, DOMINE, COMMENDO SPIRITUM MEUM,

y

subvenite Sancti Dei, occurrite Angeli,

cerró los ojos, y dió su alma al Criador. Desde luego decian todos llorando:

Muerto ha el Santo: Muerto ha el Santo,

y ya como á tal le invocaban, diciendo:

San Olegario, rogad por nosotros.

Besabanle las manos, y muchos tomaban por reliquias pedacitos de su ropa. Murió San Olegario de edad de 76. años á 6. de Marzo del año de 1136. y desde entonces hasta el presente de 1617. que van 681 años con raro prodigio se conserva su cuerpo entero, incorrupto y flexible.

Lloraban todos su muerte y ausencia, y muy particularmente el Conde Don Ramon Berenguer IV.; pero consolabanse con la confianza que tenian, que quien tanto les habia amado en vida, mas les amaria y protegeria en el Cielo. No quedó persona en Barcelona, que no llegase á besarle manos y pies, honrandole como á Santo. Enterraronle con mucha pompa y solemnidad en el Claustro de la Cathedral, con asistencia del Conde, de todo el Clero y del Pueblo. Arrodillabanse á su sepulcro, y cada qual pedia á Dios por intercesion del Santo lo que mas deseaba. Una muger muda alcanzó el habla por su intercesion, y prorrumpió en estas palabras:

San Olegario, ayudadme.

Despues fueron innumerables los milagros obrados por su intercesion en todad clase de personas, de enfermedades y necesidades. Libró á una Galera de muchas Galeotas de Moros, y á tres cautivos de las prisiones de Valencia: curó á una Señora de una enfermedad incurable: tres ciegos, y el uno de ellos de nacimiento, recobraron la vista: resucitó á una muger: una pobre viuda halló por su intercesion un esclavo que se le habia huído: un paralítico recobró la salud.

Breve resumen de la historia y vida de San Olegario Read on

Comentarios del compilador

José María Gironella, 100 españoles y Dios (1969) está de acuerdo que fue 1136/03/06, pero Narciso Feliu de la Peña y Farell, Anales de Cataluña y epílogo breve de los progressos, y famosos hechos de la Nación Catalana (1709) y otra fuentes fechan su muerte en 1137/03/06.

Sobre su manera de morir [ref3503]:

interuino en [el casamiento de Ramón Berenguer IV con Petronila de Aragón] vn varon muy principal que era senescal de Cataluña, y se dezia don Guillen Ramon de Moncada, que fue desterrado por el conde, por cierta causa que Bernaldo Aclot, que compuso la historia del rey don Pedro el quarto, en cuyo tiempo se escriuio, dize que no quiere declararla, y escriue que vino à Aragon en tiempo del emperador Alonso, y se hallo con el en la batalla de Fraga, y por su medio se concerto el matrimonio, y boluio en la gracia del conde de Barcelona. Mas lo que à esto se ha añadido por Pedro Tomich, y por los autores que le han seguido, que la causa del destierro de don Guillen Ramon de Moncada fue, por auer muerto al arçobispo de Tarragona junto à Matabous, que yva a la corte Romana, y que se hallo con el vizconde de Cabrera: no la tengo por verdadera, porque es muy cierto que era arçobispo de Tarragona aun en este tiempo el santo varon Oldegario, y presidio en aquella Iglesia desde el año de mil y ciento y quinze, hasta que murio, que fue en el año de mil ciento y treinta y siete, y sucedio à Berenguer, que fue el primer arçobispo de Tarragona, despues que se gano aquella ciudad de los moros: y tengo por cosa muy cierta, que estos autores recibieron engaño en la razon de los tiempos: por que sesenta años despues deste matrimonio fue muerto don Berenguer de Vilademuls arçobispo de Tarragona, por don Guillen Ramon de Moncada, que fue alo que yo creo padre de don Guillen de Moncada vizconde de Bearne, y confundieron con las personas los tiempos.

Habría sido bonito, estilo Santo Tomás de Canterbury.

¿Quién es Hugo? ¿Un novio?

450.000 palabras sin publicidad ni subvención

Noticias por e-mail

Tags y explicaciónes

Parecido

RSS feed

Almanaque creado por El Organillero-Cantante, antiguamente de Barcelona
© 2007-2019 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit - Ovidio, Las metamorfosis