9 de noviembre de 1705 - Villancicos para el archiduque Carlos en la catedral (442)

El 8 de Octubre de 1705 los aliados toman Barcelona y el 9 de Octubre, Carlos III establece en ella su Corte. Un mes después, el 9 de Noviembre, Barcelona organiza celebraciones religiosas en acción de gracias por la estancia en ella del rey Carlos III. Así, en la Catedral se cantan unos villancicos en los que se dice:

Es de Carlos Soberano
Monarca tan glorioso, de Espiritu tan fuerte y animoso,
tan benigno y humano

Es de ingenio tan claro
prudente y entendido
que sobre lo nacido
a su juicio raro
no se halla abilidad, arte ni ciencia
que facil no aya sido a su Experiencia…

[y]

Ya que esta Esfera mejoro de Sol
cuyos rayos benévolos están
influyendo piadosos otro ser
al Cuerpo siempre Fiel de esta Ciudad…

[y]

Que es esto Barcelona
que nueva tan feliz tu voz pregona?

Ayer entre pesares y solloços;
y Oy entre alegrias y alboroços?
Ayer metida en penas y tormentos
y Oy triunfando en gozos y contentos?

[y]

Solo en Carlos
hallo Oraculo, Solaz
Libertad, Rey, Conde, Amparo
….
y otras Señales, tan claro
dizen, como el Padre Nuestro
el que viene a libertarnos.
Las cosas que han sucedido son un continuo milagro
….
Son a Maria estos Cultos
por nuestro Rey consagrados:
porque esta Reyna es patrona
del Austriaco cuydado:
Y porque aquesta Conquista
se deve al favor Mariano
…. (Villancicos, 1705)

Como vemos, en estos villancicos -y en actos posteriores- se dará la réplica a la imagen elaborada de Felipe: si éste es fuerte, valiente “animoso” –como se le llamó-, también lo es Carlos quien, al igual que Felipe, lucha valientemente en las batallas; si es inteligente, también lo es el segundo; si es joven, sano, bello y, por tanto, con un futuro de prometedora descendencia, también lo es Carlos; si es religioso y favorecedor de la religión, también lo es Carlos, insistiendo en este aspecto para tratar de eliminar el perjudicial efecto propagandístico del carácter protestante de parte de sus aliados, efecto muy explotado en el lado felipista. Al contrario, entre los seguidores de Carlos, se presenta a Felipe como miembro de una monarquía que ha abandonado las exigencias religiosas y que es esencialmente impía. Además, Carlos, en Aragón, Cataluña y Baleares, por la promesa de respetar sus fueros, es presentado como libertador de quien los oprimía, Felipe, cuyo abuelo, Luis XIV era causante de la guerra y de las pretendidas particiones entre los reyes europeos de los reinos que conformaban la corona española hasta estos momentos.

, Felip V y Carlos III en la Guerra de Sucesión: la construcción de sus imágenes desde las decoraciones efímeras (?). Leer más

Los titulares en tu email

Recurso sin publicidad ni subvención

Comentarios del compilador

Contacto aquí.

Tags y explicaciónes

~Parecido

Popular

Blogs

RSS feed

© 2007-2018 · Etenim mihi multa vetustas scire dedit (Ovidio, Las metamorfosis)